Guía para asegurar puertas francesas

Las puertas francesas son hermosas. Pero si tienes puertas francesas en casa es importante que sepas que son uno de los puntos débiles de la seguridad de tu hogar. Esto se debe a que en realidad son dos puertas individuales que se cierran de un modo peculiar.

En lugar de asegurarse a un marco anclado a una pared, una de las puertas se asegura sobre la otra. Cuando no están bien cerradas, o las cerraduras no son adecuadas, estas puertas pueden abrirse con facilidad, aunque el pestillo y la manilla estén bloqueados.

Hay varios métodos que ofrecen importantes mejoras de seguridad para una puerta francesa. Y en esta guía exploraremos los más populares. Pero seguro te estás preguntando: “¿No debería mejor eliminar mis puertas francesas?” Vamos a ver qué dicen a esto los especialistas de Cerrajeros Badalona.

Guía para asegurar puertas francesas

¿Son peligrosas las puertas francesas?

El punto débil de la seguridad de una puerta francesa está en que las dos puertas se unen en el centro. Dado que el lado pasivo de la puerta se utiliza raramente, este se mantiene fijo en su sitio usando pestillos que se sujetan arriba y abajo.

La mayoría de las veces, esto se hace con cerrojos simples, instalados en el borde de la puerta pasiva. La puerta activa se bloquea en su lugar uniéndose al lado pasivo con un cerrojo. Este es el método más utilizado para asegurar las puertas dobles francesas.

Si el lado pasivo de la puerta no está unido al marco, ambas puertas pueden abrirse sin resistencia, incluso si el pestillo del lado activo está bloqueado en el lado pasivo. Por lo que cualquier cerrajero le dirá que se trata de un punto débil que es necesario eliminar.

Bloqueo del lado pasivo de la puerta francesa

El lado pasivo de la puerta se utiliza muy poco. La mayoría de los propietarios sólo lo abren cuando intentan meter o sacar algo muy grande de la casa. Por ello, se recomienda utilizar tornillos para bloquear los pestillos de los cerrojos, y de esta manera evitar que liberen el lado pasivo.

Esta mejora de la seguridad evitará la mayoría de los problemas de seguridad de las puertas francesas. Y si alguna vez necesitas abrir esta puerta, simplemente retira los tornillos, y luego vuelve a instalarlos cuando ya no necesites utilizar este lado.

Película de seguridad para puertas francesas

El acristalado de una puerta francesa representa otro reto. Instalar una lámina de seguridad en el cristal de una puerta francesa es un complemento sencillo y útil. Mejorará en gran medida la seguridad de una puerta francesa, evitando que el cristal se rompa con facilidad.

La película de seguridad para ventanas es una lámina que se adhiere al cristal. Esta lámina tiene varios milímetros de grosor, pero es transparente para que la belleza de la puerta no se vea afectada.

Cuando se aplica al vidrio, ayuda a mantenerlo en su sitio cuando se golpea. El cristal se rompe, pero la película lo mantiene en su sitio. Para mayor seguridad, debe aplicarse a cada cristal en el exterior de la puerta y luego volver a montarlo.

Cambiar los pestillos por cerraduras

Otra excelente adición a la seguridad de las puertas francesas es la eliminación del pestillo deslizante. Una opción es instalar un cerrojo giratorio en el interior de las puertas. Esto significa que no existirá ninguna indicación externa de que hay un cerrojo instalado.

Se instalan en la parte superior e inferior de ambas puertas dobles. Si se combinan con una lámina de seguridad para ventanas, tu puerta francesa puede considerarse muy segura.

Kit de refuerzo para puertas dobles

En el mercado existen kits de refuerzo para puertas francesas de diversos fabricantes. Los kits vienen con todo lo necesario para reforzar los cerraderos, las molduras de las puertas y las bisagras.

También vienen con tornillos más resistentes y largos para que no se desprendan los marcos. Asegurar tus puertas francesas permite mantener su belleza, pero añade un nivel adicional de protección para tu propiedad y para los residentes.

Lo que elijas dependerá del nivel de seguridad que desees y del presupuesto que tengas disponible.