¿Por qué comprar una cerradura electrónica?

Las cerraduras electrónicas son una tendencia al momento de instalar dispositivos de seguridad en las puertas de accesos principales de una propiedad, una cerradura electrónica es sumamente útil cuando se desea conseguir un nivel de protección mayor.

En el momento de controlar la apertura y el cierre de una puerta que ofrece un mayor nivel de seguridad, se pueden encontrar diferentes tipos de cerraduras, como cerradura tradicional, mixta o electrónica, esta última tiene múltiples ventajas para su apertura y para su cierre.

Ventajas de la cerradura electrónica

 

Seguras: la cerradura electrónica permite aumentar los niveles de seguridad, comparándolas con las cerraduras tradicionales o mecánicas, este tipo de cerraduras dispone de un mecanismo que bloquea la puerta en caso de intentar la apertura de forma no autorizada, asimismo se bloquea cuando una persona no autorizada intenta forzarla.

No se pierden las llaves: no existe ningún tipo de peligro de extraviar las llaves, o que alguna persona ajena a la propiedad pueda obtener un duplicado de la llave.

Acceso limitado: solo podrán tener la apertura las personas autorizadas por el propietario.

Programables: las cerraduras electrónicas pueden ser programadas con diferentes códigos de acceso, estos varían de persona a persona, así se puede regular cuando una persona entra a tu casa u oficina y que das se puede acceder y durante cuanto tiempo, esta función permite aumentar la seguridad y el control de los accesos para ingresar.

Todo tipo de puertas: las cerraduras electrónicas se pueden instalar en cualquier tipo de puerta, esto dependerá también del tipo de cerradura que elijamos.

Es importante mencionar que una de las desventajas que mencionan los propietarios es que son un modelo más costoso que una cerradura mecánica, asimismo, algunas personas desconfían de la cerradura electrónica por el simple hecho de no tener una llave y por temor a que estos sistemas sean hackeados.

Funciones de una cerradura electrónica

 

Como se ha mencionado anteriormente, las cerraduras electrónicas cuentan con un sistema de apertura y cierre electromecánico, es decir disponen de un pequeño motor que se controla gracias a un impulso eléctrico, es un motor que puede activarse de diferentes formas en función del tipo de apertura.

Algunos modelos de cerraduras electrónicas son con un código numérico, una tarjeta electrónica, un lector de huella digital, un mando a distancia, en cualquiera de los sistemas de apertura este sistema solo permitirá el acceso cuando esta recibe la información correcta, el sistema de cierre se produce gracias al bloqueo mecánico que funciona gracias a los electroimanes para que el sistema de cierre sea de forma segura.

Por ende, una cerradura electrónica necesitará una fuente de energía para funcionar, una de las desventajas es que ante la ausencia de energía eléctrica pueda bloquear el sistema de la puerta, de esta forma aporta un plus de seguridad y fiabilidad para el usuario.

Asimismo se recomienda instalar un generador o fuente de abastecimiento en el caso de un emergencia ante una falla eléctrica, esta es una de las características que se deben consultar con los cerrajeros Sants profesionales.