3 Tipos de cerraduras que puedes instalar en tu caja fuerte

Ya sea en una empresa o en nuestros hogares, puede que en algún momento necesitemos añadir una protección extra para uno o varios objetos de valor, en este caso, el uso de una caja fuerte es nuestra mejor opción.

Actualmente en el mercado hay muchas marcas, modelos y diseños de cajas fuertes, sin embargo, de nada servirá una gran resistencia si la cerradura es vulnerable, por lo que debemos asegurarnos de tener una cerradura que sea eficiente.

Para esto es necesario nombrar antes los tipos de cerraduras en el mercado, facilitados de la mano de expertos que realizan servicio técnico de Cerraduras JIS y a quienes puedes encontrar presionando el vínculo https://seguritek.es/cerraduras-jis/.

3 Tipos de cerraduras que puedes instalar en tu caja fuerte

Cerradura de combinación mecánica

Esta es quizás el tipo de cerradura más común y conocida en cajas fuertes, se basa en un mecanismo de cerrado al cual deberemos proporcionar un código para su desbloquearlo para próximamente introducir una llave que abrirá la caja. Si tienes una Caja Fuerte de Fichet cerraduras, es un ejemplar que no debes dejar de incluir.

Estos mecanismos destacan ante los demás por su durabilidad, la cual presenta una gran diferencia ante los mecanismos electrónicos, dado que no cuentan con tantos componentes individuales, por lo que hay menos probabilidad de algún daño interno.

Sin embargo, la efectividad de este mecanismo se ve afectada por la necesidad de tener una llave, no solo por ser necesaria cada vez que necesitemos abrir, sino también por ser vulnerable a robos, pérdidas o incluso copias de la llave. 

Cerradura de combinación electrónica

Este mecanismo no se diferencia mucho a las cerraduras electrónicas actuales, y se basa en un sistema de cierre que requiere introducir un código en el panel de acceso digital para poder desbloquear la cerradura.

Pese a ser un sistema más moderno y actualizada, además de poseer una gran facilidad en cuanto al acceso, también presenta ciertos inconvenientes.

En cuanto a la vulnerabilidad, el problema se encuentra más en las empresas y oficinas que en los hogares. Esto se debe a que se puede dar la ocasión de que alguien a nuestro alrededor nos observe a la hora de introducirlo en el panel.

Además de esto, debemos tener en cuenta que el código tendremos que memorizarlo, lo cual se puede convertir en un problema si tenemos muchos cajas fuertes o cosas en mente.

Y deberemos descartar también la opción de anotarlo, puesto que se vuelve igual de vulnerable que una llave.

 Cerradura Biométrica

Esta sería la opción más moderna en cuanto al mecanismo de cierra y apertura.

Su sistema se basa en el reconocimiento de alguna parte del cuerpo del usuario, las cuales son diferentes para cada persona.

Como llave de acceso podemos utilizar nuestras huellas dactilares, el iris de nuestros ojos, o incluso una opción menos segura, nuestra propia voz.

Gracias a esto solucionemos la vulnerabilidad de las llaves antes perdidas, copias o hurtos. Además de que tampoco será vulnerable a ningún tipo de ganzuado o intento de forzado.

Y en cuando a los posibles inconvenientes de los códigos de acceso, el sistema biométrico también ofrece varias ventajas.

Dado a que es obligatorio alguna parte de nuestro cuerpo, evitamos así la posibilidad de que alguien averigüe nuestro código.